hoyBlog
todo lo que se mueve en hoy-voy

Descubre las últimas novedades

de la autoescuela

Lo que necesitas saber sobre la conducción eficiente

Lo que necesitas saber sobre la conducción eficiente

Noticia publicada el noviembre 4, 2021


¿Te suena eso de la conducción eficiente? La conducción eficiente es un manera de conducir que tiene múltiples ventajas tanto para ti como para el planeta. ¡Te contamos cuáles son y cómo ponerla en práctica!

¿Cuáles son sus beneficios?

Una conducción eficiente, principalmente, favorece a lo siguiente: 

  • Mayor ahorro de combustible y, por lo tanto, en el bolsillo ;)
  • Reducción de las emisiones de CO2, asegurando un mayor respeto medioambiental. Además de la contaminación atmosférica, también se disminuye la contaminación acústica.
  • Mejor mantenimiento del vehículo previniendo un desgaste prematuro y reparaciones innecesarias.
  • Mayor seguridad vial y comodidad, tanto del conductor como de los pasajeros.

¿Cómo llevar una conducción eficiente?

Los beneficios anteriores te han convencido, ¿verdad? Ahora quieres saber mucho más sobre ello, así que deja que te contemos algunos ‘truquitos’ para que puedas conducir de forma más eficiente:

  1. Enciende el motor sin pisar el acelerador: pisar el acelerador al poner en marcha el coche consumirá carburante de forma innecesaria. Una vez ya estés dispuesto a salir y a circular es momento de pisar el acelerador y hacer el juego de embrague (sí, ese que en las primeras clases da tanto miedo).
  1. Conduce con marchas largas siempre que puedas, ya que las cortas gastan más combustible. Por ejemplo, utiliza la 1ª para salir e iniciar la marcha, a los 2 segundos, si las condiciones lo permiten, cambia a segunda. Claro que las marchas que escojas deberán adaptarse a la situación vial del momento, lo primero es evitar cualquier riesgo en la conducción y en la carretera.
  1. ¿Acelerones y frenazos? ¡BYE! Intenta pisar el pedal de forma progresiva para llevar una conducción lo más uniforme posible, sin acelerar ni frenar de golpe (tu cuello también te lo agradecerá).
  1. Muy relacionado al punto anterior, están la anticipación y la previsión. Anticípate a la vía y a la situación para ganar tiempo de reacción y poder actuar con previsión. Esto te ayudará a llevar una conducción más fluida, cómoda y segura. Por ejemplo, si te acercas a una rotonda o un cruce ve reduciendo marchas progresivamente para evitar un frenazo justo al encontrarlo.
  1. El freno motor también es tu amigo. Para decelerar, siempre que tengas margen y la vía esté en condiciones favorables para ello, puedes optar por dejar que el motor actúe como freno levantando el pie del acelerador. Este gesto no consume carburante en la frenada.
  1. Utilizar el maletero como trastero… no es la mejor opción. El peso de la carga del vehículo afecta directamente en el consumo, cuanto más cargado lo tengamos, más combustible consumirá. Lo ideal es vaciarlo de cosas innecesarias. ¿Cadenas de nieve en el maletero en pleno verano? ¡Va a ser que no!
  1. Comprueba la presión de los neumáticos, ya que eso mejorará el rendimiento de tu coche, además de asegurarnos una conducción más segura. Esta comprobación previa, entre otras, te las contamos mejor en esta entrada al blog.
  1. También hay algunos accesorios del coche que aumentan el consumo como puede ser el aire acondicionado. Regula el aire según las necesidades reales del momento, Eso sí, no dejes de ponerlo solo para ahorrar, es imprescindible que el coche sea un lugar cómodo y con condiciones favorables. 

Con estos trucos tan fáciles te ahorrarás combustible, dinerito y ayudarás al planeta. Y si todavía no tienes el carnet y no estás apuntadx a hoy-voy, ¡esto es LA señal! Entra aquí, selecciona tu centro más cercano y pide toda la info que necesites. ¡Te estamos esperando!